En maternal 1 año A, vivimos una gran aventura en la que experimentamos a través de los sentidos de una forma muy divertida, en ella conocemos a algunos habitantes del fondo del mar.

Nuestro viaje comenzó atravesando una cortina de medusas, observamos como sus patas se movían cuando soplábamos, las tocábamos con nuestras manos y las cosquillas en la cara nos hacían reír a carcajadas.

Nuestra amiga la ballena, abría su boca para jugar a escondernos dentro. Pero lo más sorprendente fue, el acuario de luz donde podíamos ver peces, el agua y las burbujitas de mil colores.

Ver fotos