El aula específica recibió una invitación a la Escuela de Artes, Cultura y Ocio en la localidad vecina de Elche. Nos estaban esperando con los brazos abiertos y con la ilusión de mostrarnos cómo, a partir de la música y del movimiento, los niños son capaces de expresar, de sentir, de socializarse con los demás, así como de disfrutar. Esta última es la clave del éxito. Si hay diversión: hay emoción, la cual, permite el aprendizaje.

Durante nuestro paso por la escuela, bailamos al ritmo de canciones muy pegadizas, y con ayuda de pictogramas gigantes proyectados en una pantalla, pudimos representar diferentes movimientos. Jugamos con una pequeña pelota con el objetivo de presentarnos y de conocernos, así como a imitar animales. Una actividad que nos encantó fue la de desplazarnos acompañados de música y telas brillantes de color azul cielo, imaginando poder volar, convertirnos en piratas o confeccionando vestidos.

Fue una bonita y enriquecedora experiencia.
Damos las gracias a los especialistas del centro por su acogida.

Ver fotos