Los bebés del cole estamos conociendo el otoño de una forma muy especial. En esta estación podemos encontrar un sinfín de materiales que la naturaleza nos brinda y que hemos empleado para elaborar un tablero sensorial que estimula todos nuestros sentidos.

A través del juego, hemos experimentado con nuevas texturas, colores y olores que caracterizan elementos de esta estación. Descubrimos que las hojas secas y las verdes tienen un tacto y un color diferente. Nos gusta pisarlas y escuchar su sonido cuando se rompen. Las hojas verdes no se rompen, pero resultan refrescantes como el olor de la piel de naranja y la mandarina. Las ramas secas son rugosas y duras, las ramas verdes son más blanditas al tacto.

En el cole disfrutamos realizando actividades de experimentación para conocer mejor el otoño y desarrollar nuestros sentidos a través del juego.

Ver fotos